Médico Especialista en Houston para tratar Dolor de Artritis

Dolor de Artritis

  • Es la inflamación de una o más articulaciones. Una articulación es el área donde dos huesos se encuentran. Existen más de 100 tipos diferentes de artritis.

  • La artritis causa dolor, hinchazón, rigidez y movimiento limitado en la articulación. Los síntomas pueden abarcar:

    • Dolor articular
    • Inflamación articular
    • Disminución de la capacidad para mover la articulación
    • Enrojecimiento de la piel alrededor de una articulación
    • Rigidez, especialmente en la mañana
    • Calor alrededor de una articulación
  • El objetivo del tratamiento es reducir el dolor, mejorar la función y prevenir un daño articular mayor. Generalmente no se puede curar la causa subyacente.

    CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

    Los cambios en el estilo de vida son el tratamiento preferido para la osteoartritis y otros tipos de inflamación articular. El ejercicio puede ayudar a aliviar la rigidez, reducir el dolor y la fatiga y mejorar la fortaleza ósea y muscular. Su equipo médico puede ayudarle a diseñar un programa de ejercicios que sea de lo mejor para usted.

    Los programas de ejercicios pueden abarcar:

    • Actividad aeróbica de bajo impacto (también llamada ejercicios de resistencia).
    • Ejercicios de rango de movimiento para la flexibilidad.
    • Ejercicios de fortaleza para el tono muscular.

    Se puede recomendar fisioterapia, que podría incluir:

    • Calor o hielo.
    • Férulas o dispositivos ortopédicos con el fin de apoyar las articulaciones y ayudar a mejorar su posición; esto con frecuencia es necesario para la artritis reumatoidea.
    • Hidroterapia.
    • Masaje.

    Otras recomendaciones:

    • Dormir bien. Dormir de 8 a 10 horas cada noche y hacer siestas durante el día puede ayudarlo a recuperarse más rápidamente de un recrudecimiento de la enfermedad y puede incluso ayudar a prevenir reagudizaciones.
    • Evitar permanecer en una posición durante mucho tiempo.
    • Evitar posiciones o movimientos que ejerzan tensión adicional sobre las articulaciones afectadas.
    • Hacer modificaciones en el hogar para facilitar las actividades; por ejemplo, instalar barandas de donde prenderse en el baño, la tina o cerca del sanitario.
    • Ensayar con actividades para reducir el estrés, como meditación, yoga o tai chi.
    • Consumir una alimentación saludable llena de frutas y verduras, las cuales contienen vitaminas y minerales importantes, especialmente vitamina E.
    • Comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, tales como pescado de agua fría (como el salmón, la caballa y el arenque), la semilla de linaza, la semilla de colza (canola), las semillas de soya, el aceite de soya, las semillas de calabaza y las nueces de nogal.
    • Aplicar crema de capsaicina sobre las articulaciones dolorosas. Usted puede sentir mejoramiento después de aplicar la crema durante 3 a 7 días.
    • Bajar de peso, si tiene sobrepeso. La pérdida de peso puede mejorar enormemente el dolor articular en las piernas y los pies.

    MEDICAMENTOS:

    Se pueden recetar medicamentos junto con cambios en el estilo de vida. Todos los medicamentos tienen riesgos, algunos más que otros. Es importante que el médico lo vigile cuidadosamente cuando esté tomando medicamentos para la artritis.

    CIRUGÍA Y OTROS MÉTODOS:

    En algunos casos, la cirugía se hace si otros métodos no han funcionado. Esto puede abarcar:

    • Artroplastia para reconstruir la rodilla.
    • Reemplazo de rodilla como el reemplazo total de la articulación de la rodilla.
  • El diagnóstico y tratamiento oportunos pueden ayudar a prevenir el daño articular. Si usted tiene un antecedente familiar de artritis, coméntele al médico, incluso si no tiene dolor en la articulación.

    El hecho de evitar los movimientos excesivos y repetitivos puede ayudar a protegerlo contra la osteoartritis.