Podólogo en Houston

¿Por que mis pies siempre están fríos?

Experimentar pies fríos es normal de vez en cuando. Los cambios en la temperatura, así como las opciones de salud y estilo de vida, son algunas de las causas más comunes de los pies fríos, y el ajuste de estos factores generalmente ayuda a aliviar los síntomas. 

Causas de los pies fríos

Puede haber una variedad de razones para los pies fríos, desde las temperaturas invernales hasta la circulación y los trastornos nerviosos. Las causas de los pies fríos incluyen:

Temperaturas frías

Los pies fríos son una de las reacciones normales del cuerpo a temperaturas más frías. Cuando el cuerpo ingresa a un área más fría, los vasos sanguíneos en las extremidades, como las manos y los pies, se contraen. Esto reduce el flujo de sangre a estas áreas, lo que también reduce la cantidad de calor que el cuerpo pierde.

Las extremidades son las partes del cuerpo más alejadas de los órganos vitales, por lo que reducir el flujo de sangre a las extremidades también ayuda a mantener el calor y el flujo de sangre en las partes más importantes del cuerpo.

Con el tiempo, este flujo sanguíneo reducido puede causar una disminución de oxígeno en los tejidos, lo que puede hacer que adquieran un color azulado. Cuando son temporales, estos síntomas no suelen ser graves y el cuerpo volverá a la normalidad cuando vuelva a calentarse.

Algunas personas tienen el fenómeno de Raynaud, donde la exposición a temperaturas frías o estrés alto hace que experimenten una circulación sanguínea limitada, lo que resulta en dedos fríos o adormecidos.

Alto estrés o ansiedad.

Estar en un estado de alto estrés o ansiedad también puede causar pies fríos. Una de las respuestas naturales del cuerpo al estrés o al nerviosismo es bombear adrenalina al torrente sanguíneo.

A medida que circula, la adrenalina hace que los vasos sanguíneos en la periferia se contraigan, lo que disminuye el flujo de sangre a las áreas más externas del cuerpo. Esta respuesta reserva energía y se prepara para cualquier daño corporal que pueda ocurrir, como resultado de la situación de alto estrés.

El mundo moderno está lleno de factores estresantes, pero no muchos de ellos ponen al cuerpo en riesgo inmediato, por lo que esta respuesta protectora puede ser más dañina que útil si hace que los pies o las manos se enfríen regularmente. Reducir el estrés y la tensión puede ayudar a reducir los síntomas en estos casos.

Problemas de circulación

Los problemas de circulación son una causa muy común de pies fríos. Una persona con mala circulación a menudo tendrá dificultades para obtener suficiente sangre caliente en las extremidades, y puede quejarse de manos frías y pies fríos con frecuencia.

La mala circulación puede tener una variedad de causas. Vivir un estilo de vida sedentario o sentarse en un escritorio todo el día puede reducir la circulación en las piernas y causar pies fríos.

Fumar productos de tabaco también puede dificultar que la sangre llegue a todas las áreas del cuerpo, por lo que las personas que fuman tienen más probabilidades de quejarse de los pies fríos.

El colesterol alto puede hacer que se formen placas dentro de las arterias que pueden reducir la circulación en las piernas y los pies, lo que lleva a los pies fríos.

Algunas condiciones cardíacas también pueden causar pies fríos, por lo que una persona debe hablar con su médico acerca de cualquier problema cardíaco existente o factores de riesgo.

Anemia

La anemia es una condición que ocurre cuando una persona tiene muy pocos glóbulos rojos normales en su cuerpo. Esto puede deberse a muchos factores, incluida la deficiencia de hierro, vitamina B12 o ácido fólico, o enfermedad renal crónica.

Los casos moderados a severos de anemia pueden causar pies fríos. La anemia generalmente responde bien a los cambios en la dieta y los suplementos.

Es mejor tener un diagnóstico de anemia por un médico y seguir sus recomendaciones de tratamiento.

Diabetes mellitus

Las personas con diabetes pueden estar en riesgo de problemas de circulación, como pies o manos fríos.

Los niveles altos frecuentes de azúcar en la sangre pueden provocar un estrechamiento de las arterias y un menor suministro de sangre a los tejidos, lo que puede causar pies fríos.

En algunas personas, la diabetes puede llevar a una neuropatía periférica diabética, una forma de daño nervioso. El daño a los nervios diabéticos generalmente ocurre en personas que tienen un alto nivel de azúcar en la sangre sin control durante largos períodos de tiempo.

Otros síntomas del daño a los nervios diabéticos incluyen sensación de hormigueo o picazón, entumecimiento o dolor ardiente en los pies y las piernas. Los síntomas pueden empeorar por la noche.

Trastornos nerviosos

Otros trastornos nerviosos también pueden ser la causa de los pies fríos regulares. El daño a los nervios puede ser causado por un trauma o lesión, como congelación severa, o puede ser debido a una condición médica subyacente.

La neuropatía periférica también puede ser causada por enfermedad hepática o renal, infección o genética. Por lo general, causa síntomas adicionales, como adormecimiento y hormigueo. El tratamiento de los síntomas, como los pies fríos, puede ayudar a una persona a reducir su malestar mientras espera un diagnóstico adecuado.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es causado por una glándula tiroides poco activa, que produce un nivel bajo de hormona tiroidea, que tiene un impacto negativo en el metabolismo del cuerpo.

El metabolismo del cuerpo afecta la circulación, los latidos del corazón y la temperatura corporal, por lo que cualquier cosa que afecte la función tiroidea y provoque hipotiroidismo puede provocar pies fríos.

Las personas con hipotiroidismo pueden ser más sensibles al frío en general y pueden experimentar otros síntomas, como fatiga, aumento de peso y problemas de memoria.

Cuando ver a un doctor

Si bien es normal tener pies fríos ocasionales, en algunos casos puede ser necesaria una visita al médico. Cualquier persona que experimente pies fríos con frecuencia o sin ninguna razón obvia debe hablar con su médico sobre las posibles causas.

Una persona también debe hablar con un médico si los pies fríos están acompañados por otros síntomas, que incluyen:

  • fatiga
  • pérdida de peso o ganancia
  • fiebre
  • dolor articular significativo
  • llagas en los dedos o dedos de los pies que tardan mucho tiempo en curarse
  • cambios en la piel, como erupciones, escamas o piel gruesa

Si los pies se sienten fríos internamente, pero la piel no se siente fría al tacto, una persona debe consultar a un médico, ya que esto puede ser un signo de daño a los nervios u otras afecciones neurológicas.

 

Fuente: medicalnewstoday

 RIVERA FOOT & ANKLE: Para Rivera Foot & Ankle, nuestra prioridad es ofrecer atención de calidad a pacientes informados, en un ambiente adecuado y cómodo. Cuando usted tiene problemas con sus pies, es necesario acudir a un Podiatra que escucha y responde, un médico experimentado que conoce el campo y que pueda diagnosticar y tratar a sus necesidades, un médico amable que oriente acerca de las mejores maneras de mantener y mejorar su salud. Nuestro médico cumple con todos estos criterios. Además, se beneficiará de un equipo dedicado de profesionales capacitados que le brindarán la atención personalizada que usted merece.

 03 Pies fros

 

Podólogo en Houston

Pie y Tobillo, Dr. Orlando Rivera, Médico Especialista en Pie y Tobillo, Podiatra de Pie y Tobillo, Médico Cirujano para Pie y Tobillo en Houston TX, Tratamiento del Pie y el Tobillo, Especialistas de Pie y Tobillo, Podiatra en Houston, Orlando H.Rivera DPM, Médico para pies, Cirujano de pie y tobillo, Podiatra.

 

Médico Cirujano para Pie en Houston